Automatización en la industria de la moda

Deicy Johana Pareja M.
25 de julio de 2019
3 min. de lectura
h_automatizacion_en_la_industria_de_la_moda

La industria 4.0 trae muchos retos para las empresas, sobretodo para las del sector textil, que cada vez deben innovar más en tecnología y adaptarse a los cambios de esta revolución, que exige más agilidad, nuevos modelos de negocios, un servicio personalizado y una mejor comunicación con el consumidor. 

Por ello, cuando hablamos de innovación en la industria textil no sólo nos referimos a los materiales inteligentes, la nanotecnología, wearables e impresión 3D sino también a  automatizacióninteligencia artificial (IA) e internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés), para brindar calidad en los productos y en el servicio, lo que se traduce en una buena experiencia de compra. 

El sector moda enfrenta problemas como desaceleración del consumo, contrabando y alta competitividad; así como sobrecostos, déficit de mano de obra calificada y el cambio climático que agrava la escasez de materiales como la seda. 

No obstante, muchas de esas cosas las puede resolver la tecnología. Por ejemplo, la automatización robótica de procesos, creada para hacer tareas repetitivas y operativas, reducirá sobrecostos, errores y mano de obra; ayudará a realizar trabajos manuales y a analizar datos de manera más precisa, lo que ayudará a las marcas a seducir a nuevos compradores y a diferenciarse de la competencia.

Precisamente, esta semana se vive en Medellín la versión 30 de Colombiamoda, una de las ferias más importantes del sector textil en Latinoamérica, que llega preparada para la cuarta revolución industrial, con propuestas de valor disruptivas para el consumidor final.

Esta vez, 10 empresas de la industria 4.0 participan de la feria, lo que llevará a las marcas de producción textil a integrarse con soluciones tecnológicas para lograr la eficiencia y competitividad que exige esta era digital.

El director del área de Conocimiento y Transformación de Inexmoda, Lorenzo Velásquez, asegura que “el internet y la tecnología han cambiado la forma de interactuar, pero muchas empresas piensan que la transformación digital es el futuro, sin darse cuenta de que es el ahora”. 

Para el experto las marcas deben agregar valor a sus consumidores y así dejar de competir por precio, “esto lo podremos hacer si tenemos un buen análisis de datos y una estrategia digital para entender el ciclo de vida de un cliente y estar atentos a su retroalimentación con respecto a nuestros productos”. 

Inexmoda le apuesta a la Revolución 4.0 para que los empresarios sean más conscientes sobre cómo los cambios de esta era digital no impactan únicamente a los sectores tradicionales como el financiero, sino también la forma cómo trabajan todas las industrias y particularmente la de la moda. 

colombiamoda

Jorge Vergara, gerente de Tecnología de IBM Colombia y experto invitado por Inexmoda, explica que “el reto de las empresas no está en ver cuánta tecnología compran sino que tan rápido son capaces de entender esas nuevas tecnologías, cambiar la cultura de sus equipos e implementarlas para que se apliquen de una manera eficiente y efectiva, para generar innovación ya sea en sus productos, sus canales o en sus procesos que los posicione de una manera diferenciada en una industria cada vez más competida”. 

Industria 4.0 en el sector textil 

En la era digital, la automatización es una de las tecnologías que más beneficiaría al sector textil porque es más segura, precisa, rápida y flexible. Por esta razón, el futuro tecnológico conduce a las empresas a trabajar de la mano con los robots.

De hecho, en la cuarta revolución industrial se habla de la robótica colaborativa, robots que complementan a los humanos y ayudan a que haya más rendimiento y mejores resultados. Si los robots se dedican a lo operativo, los humanos podremos concentrarnos en lo creativo y en la  estrategia. 

industria_cuatro_punto_cero

Juan Pablo Valois, experto en automatización de procesos e inteligencia artificial de Pragma, explica que los datos son el combustible de tecnologías disruptivas como la automatización, inteligencia artificial o el internet de las cosas. Precisamente, con esta combinación, es posible ofrecer estrategias de omnicanalidad  y experiencias personalizadas.

El análisis de datos ayuda a mejorar la toma de decisiones, a determinar el comportamiento de los usuarios, a mejorar la experiencia del cliente, tanto en la tienda online como en la tienda física y a predecir cuánto tiempo duraría una tendencia.

 Juan Pablo agrega que una sola transacción puede aportar datos valiosos para determinar la tendencia del sector textil en un momento específico y que un buen número de transacciones en tiempo real, aporta datos que permitan modificar una cadena productiva completa, desde el tipo de material que se empleará para la fabricación de una tela, incluso, usando impresoras 3D; hasta la entrega del producto. 

“Usar sensores, robots y datos de geolocalización para aportar aún más valor a toda la experiencia de usuario es posible hoy. Es así como la industria de la moda se reinventa”, concluye Juan Pablo. 

Descarga el eBook gratuito sobre RPA y conoce la solución robótica para automatizar procesos

 

Te puede interesar

Otros artículos de Transformación digital

Suscríbete