Blog Pragma

Blog

Buenas y malas prácticas en el email marketing

Deisy Villalba
14 de enero de 2020
4 min. de lectura
Buenas y malas prácticas en el email marketing

Uno de los canales de comunicación de las empresas con los clientes más usados es el correo electrónico ya que que no solo brinda la posibilidad de compartir contenido de interés sino que ayuda la gestión de conversión de clientes. 

Sin embargo, muchas veces las empresas corren el riesgo de caer en algunos errores que convierten su estrategia de email marketing en spam en las bandejas de entrada, por lo que ésta opción necesita ser revisada y actualizada constantemente para que pueda cumplir con su objetivo de fidelización. [Conoce en qué consisten las Campañas de fidelización by email marketing]

¿Qué es el email marketing?

Es una herramienta de marketing para crear un contacto entre las empresas y sus clientes. Para que pueda tener el efecto deseado debe procurar ser personalizada y nada invasiva y dar contenido de valor. 

Para que un usuario reciba un correo primero debe haber compartido sus datos a través de estrategias de captación como la generación de un contenido de interés o la entrega de material de valor agregado para el usuario como por ejemplo los eBooks. [Lee sobre Inbound Marketing: estrategia efectiva para atraer clientes]

Una de las grandes ventajas de esta estrategia es que su medición se logra hacer de manera rápida ya que las plataformas que prestan el servicio de envíos masivos, analizan a detalle las campañas, entregando datos importantes como los clics, el promedio de rebote y la apertura. Si bien los resultados cualitativos no se ven de forma inmediata, no se debe dudar que este canal de comunicación, si se utiliza adecuadamente, logra tener un impacto positivo en la percepción que tienen los usuarios de una marca.

Ventajas del email marketing

La automatización de los correos electrónicos trae muchos beneficios al tratarse de un canal de comunicación directo entre las empresas (emisor) y los clientes (receptor). Algunas son:

Medio muy usado

La mayoría de las personas revisa su correo electrónico diariamente por lo que el alcance puede ser muy alto. Además de ser una herramienta de fácil acceso para las empresas sin importar su tamaño.

Personalización

La segmentación adecuada en las bases de datos es fundamental a la hora de tener una estrategia de email marketing, esto permitirá cumplir con una de las claves del marketing: enviar el mensaje adecuado, a la persona correcta en el momento adecuado.

Además de poder garantizar un mejor indicador de apertura ya que las personas sentirán que el mensaje está diseñado para ellos y no para una base de datos general.

Adaptación

El email marketing nos permite enviar contenido de interés a los usuarios como información sobre la marca, promociones y ofertas de productos, contenido sobre algún tema del sector, felicitaciones de cumpleaños o mensajes en fechas especiales. 

Medición

Como se mencionó anteriormente una de las grandes ventajas del email marketing es su fácil medición, ya que las plataformas que ofrecen el servicio dan acceso a métricas de las campañas, lo que permite no solo conocer el impacto de éstas sino poder aplicar rápidamente los cambios que sean necesarios para aumentar la interacción de los clientes con los correos. Además el retorno sobre la inversión (ROI) podrá ser más efectivo.

Recordación

El sostener una estrategia de email marketing tendrá un gran impacto en la percepción de los usuarios ya que a través de ésta la marca podrá estar en la mente de las personas, logrando que cuando quieran adquirir un producto o servicio tengan a la empresa como una fuerte opción.

Buenas prácticas del email marketing

El gran problema con las campañas por correo electrónico es que pueden convertirse en spam, por ello es necesario tener en cuenta algunas prácticas que garanticen la efectividad de su uso:

  1. Planificar la campaña: es quizá uno de los puntos más importantes ya que de esta manera se garantiza que los mensajes enviados tengan una intención clara desde el comienzo. Así se tendrá un objetivo y un público específico y se evitarán envíos continuos que puedan causar rechazo para el suscriptor.
  2. Actualizar la base de datos: Una base de datos automatizada permite tener control sobre la suscripción de los usuarios y evitar seguir enviando información a aquellas personas que no desean tener contacto con la marca. Además, el poder segmentar por grupos, intereses, edad, etapa de la compra, etc.
  3. Información relevante y confiable: un asunto de mensaje claro, un saludo amable e información comercial confiable con una intención visible y clara, son algunas de las prácticas a tener en cuenta. Igualmente, se debe procurar tener una buena redacción y un uso adecuado de imágenes y textos. [Aprende algunas buenas prácticas de diseño con este Tutorial de email marketing para diseñadores]
  4. Incluir formularios y llamados a la acción: entre más información se tienen de los clientes mejor segmentación se puede aplicar y por ende una mejor personalización, por lo que incluir contenido adicional que lleve a obtener más datos sobre una persona será muy útil a la hora de construir el email.

Malas prácticas del email marketing

Como toda estrategia de marketing el envío de mensajes masivos puede incurrir en algunas prácticas que perjudican el objetivo de fidelización.

  1. Bases de datos compradas: Aunque es una práctica común incluso entre grandes empresas, en realidad es mucho más perjudicial de lo que se cree. Si no se cuenta con el consentimiento de los usuarios los mails se marcarán como spam, lo que no solo tendrá un efecto negativo en la percepción de la marca sino que afectará las métricas de la empresa.
  2. Envío frecuente: la llegada constante de emails de la misma empresa a la bandeja de entrada es una de las razones más común para la cancelación de una suscripción. Es por ello que la frecuencia de envío y los horarios en los que se hace son factores a tener en cuenta. Cada marca debe establecer los horarios y días para sus envíos y evitar dejarse llevar por modas o horarios que prometen ser los de mayores aperturas. Es importante ponerse en los zapatos del suscriptor y tratar de imaginar cuál sería el mejor momento del día para recibir el tipo de contenido que se desea enviar.
  3. No variar el asunto: la línea de asunto puede marcar la diferencia entre la apertura o eliminación de un mail. Por esta razón el asunto debe llamar la atención, brindar información e incluso apelar a las emociones.
  4. No analizar los datos: uno de los grandes errores en los que incurren las marcas es no analizar los datos de sus campañas y por consecuencia no conocer cuáles aspectos han funcionado y cuáles necesitan mejorar. Las campañas de email requieren una constante actualización de sus objetivos y métodos para tener los resultados esperados.

El email marketing sin duda es una gran herramienta para conectar con los clientes y crear una relación a largo plazo, lo que permite obtener mejores resultados de conversión y crear una experiencia de cliente con mejores índices de fidelización.

Estrategias de Marketing

Te puede interesar

Otros artículos de Marketing

Suscríbete