Para ver

Para escuchar

ir a Academia Pragma
Próximo evento

Próximo evento
Por Steven González  -  Agosto 22 de 2019

Caso Chernobyl: ¿Qué lecciones nos deja sobre liderazgo?

Sara Munevar
28 de mayo de 2019
3 min. de lectura
h_lideres_de_equipo
“¿Cuál es el costo de la mentira? No es que la confundamos con la verdad. El verdadero peligro es que si oímos suficientes mentiras luego no reconocemos la verdad”.

Con esta introducción inicia Chernobyl, la nueva serie de HBO, estrenada el pasado 6 de mayo, con una calificación perfecta como para destronar a Game of Thrones (GOT) y a Breaking Bad. Chernobyl narra la historia de la central nuclear de Pripyat (Ucrania) que explotó en 1986, suceso que llevó a Europa a vivir la peor catástrofe nuclear de su historia.

En los dos primeros capítulos de esta serie, podemos obtener varios aprendizajes sobre liderazgo. Conoce qué debe hacer un líder y qué debe evitar para que sea visto como tal por el resto de los miembros del equipo. 

 
El ego, uno de los principales enemigos del liderazgo

La primera enseñanza de lo que pasó en Chernobyl tiene que ver con las decisiones y acciones tomadas una vez ocurre el accidente que llevó al desastre. Decisiones basadas en el ego, uno de los principales enemigos del liderazgo.

El ego es un sentimiento demasiado peligroso, que nos hace “brutos, ciegos y sordomudos”, tal y como dice la canción de Shakira. El ego es el simple miedo a aceptar un error, una derrota o reconocer que no lo sabemos todo. Es el miedo a perder el poder, otro enemigo del liderazgo. Y es que aún nos cuesta entender que tener el poder no es lo mismo que ser líder, y que vale más ser líder a tener poder. Te puede interesar: Radiografía de un líder de equipos de alto desempeño

El ego nos lleva a decir mentiras a todo nivel, incluso, a nosotros mismos. Mentiras que se confunden con la verdad, porque cuando las decimos las creemos, y nos generan cortinas de humo, que cuando se dispersan o aclaran, es demasiado tarde porque ya los daños están hechos.

Mentir no es simplemente decir cosas que no son verdad, también es ocultar o disfrazar información relevante en situaciones en las que se requiere jugar con todas las cartas sobre la mesa. Si eres líder, deja a un lado los egos y aprende a tener conversaciones asertivas en donde prevalezca la verdad.

Escuchar a todos los integrantes del equipo

El segundo aprendizaje de ese día catastrófico es reconocer que en nuestro rol de líder estamos por fuera del área donde realmente suceden las cosas y no podemos ser los expertos en todo. Para eso somos un equipo.

¿Quién puede ser el más apto para darnos ideas o evidencias si no es nuestro equipo, que día a día está en el lugar donde realmente suceden las cosas? y ¿Quién, si no son los expertos en ciertos temas, nos podrán ayudar a enfrentar y resolver de forma más eficiente cualquier situación crítica que se nos presente?

Por más loco o imposible que nos parezca, lo que nos están diciendo es que debemos entender, analizar y actuar en consecuencia de quienes realmente saben.

Si eres líder, aprende a escuchar activamente aquello que nos quieren transmitir cualquier persona involucrada en la situación, teniendo en cuenta tanto el lenguaje verbal como el corporal, que en algunas ocasiones se convierte en una fuente poderosa de comunicación. Lee: ¿El scrum máster es el superhéroe del equipo?

Hay batallas sin sacrificios innecesarios

Aquellas personas que envían a su equipo a la batalla sin protección alguna para morir sin necesidad, no se pueden llamar líderes. Hay batallas que se deben pelear, hay muertes en las batallas, que algunas veces son inminentes, sin embargo, nuestro deber es proteger al equipo, buscar estrategias para triunfar sin sacrificios innecesarios. Si quieres saber más sobre liderazgo, lee: Gestión de equipos de alto desempeño 

Habrá momentos que por errores propios o ajenos al equipo, o por situaciones que no previmos, debemos esforzarnos más, trabajar más horas, sacrificar tiempo personal y calidad de vida.

Debemos realmente esforzarnos para que estas situaciones sean la excepción y que la excepción no se vuelva la regla. Que cuando pasen, no enviemos al equipo solo a enfrentar estos sobreesfuerzos, debemos estar para acompañarlo y protegerlo, para buscar el equilibrio entre ir a la batalla a ganar y no simplemente a morir.

Si eres líder, ponte en los zapatos de todos los miembros de tu equipo, de tal forma que seas capaz de sentir sus miedos y de determinar las consecuencias de cualquier decisión que se tome.

En tu rol de líder, enfócate en cambiar la historia

Esto que pasó en Chernobyl, hace más de 30 años, nos muestra muchos errores de liderazgo que, por más triste que nos parezcan, aún cometemos. No puedo hacer símiles muy específicos porque no quiero hacer spoiler para quienes aún no la han empezado a ver.

Quienes ya lo han hecho entenderán mejor el mensaje que quiero transmitir y para los que no, se las recomiendo mucho. ¡Como líderes, esforcémonos a cambiar la historia! No sigamos cometiendo los mismos errores una y otra vez.


Guía para formar equipos de alto desempeño


Te puede interesar

Otros artículos de Transformación digital

Suscríbete