Cómo elegir el mejor ecommerce

Omar Augusto Cardona
31 de octubre de 2019
3 min. de lectura
Cómo elegir el mejor ecommerce

Cuando pensamos en vender productos por internet empezamos a cuestionarnos sobre cuál es el ecommerce que está en furor. Queremos elegir el mejor, el que todo el mundo está usando, porque sin darnos cuenta aplicamos el dicho de “para donde va la gente, va Vicente”.

Entonces, nos montamos en el barco del ecommerce que elegimos porque ese es el boom del momento y revisamos a nuestro alrededor diferentes situaciones como: mi competencia también lo está usando, las grandes empresas también lo tienen, un asesor comercial nos dijo que es el mejor; y sentimos orgullo de estar a la moda.

Sin embargo, cuando tenemos la oportunidad de interactuar con otros proyectos de ecommerce comenzamos a ver las bondades de otras tecnologías y cómo éstas pueden solucionar obstáculos que actualmente estamos viviendo con el nuestro. Es allí donde comienza la incertidumbre de si estamos montados en el bus correcto. Por eso vamos a hablar de cuáles son los aspectos importantes a considerar para tener el mejor ecommerce.

Aspectos importantes a considerar para tener el mejor ecommerce.

Para tener una tienda online se requiere de un gran esfuerzo. Implica tener dinero, personal experto, tiempo y al final de todo, la tienda debe ser rentable para sostener el proyecto. Así que al tener tanto en juego no debemos dar paso a las especulaciones o influencias sin valor.

A continuación les comparto unos tips que nos permitirán conocer lo que en realidad necesitamos:

  • Capacidades del equipo: Si actualmente contamos con un equipo de desarrollo, debemos conocer cuáles son las fortalezas en sus capacidades técnicas para no incurrir en curvas de aprendizaje lentas.

  • Transportadoras: Si vamos a usar transporte de productos, es necesario pensar en quiénes van a ser esos aliados estratégicos, ya que hay ecommerces que tienen integración nativa o por medio de plugins con ciertas transportadoras.
  • Contenidos: En ocasiones, una tienda online puede estar constituida en su mayor parte por contenido, en vez de ser catálogos de productos. Así que, teniendo claro esto, se debe pensar en un framework que brinde flexibilidad en las páginas de contenido.

  • Flujos: Uno de los temores para los desarrolladores es tener que modificar el core de un framework, ya que puede generar implicaciones en la estructura de la plataforma, sin embargo son muchas las ocasiones que por algún motivo del negocio es necesario realizarlo. Por lo tanto, debemos conocer la lógica del negocio para elegir el ecommerce que mejor se adapte. Tener presente el proceso de facturación, gestión de stock, servicio de notificaciones, procedimientos logísticos y demás acciones de las cuales pueda depender la venta de un producto.

  • Comunidad del ecommerce: La comunidad de un ecommerce es importante tanto para el negocio como para los desarrolladores, porque si la comunidad es grande, hay posibilidad de conformar rápidamente equipos y de encontrar documentación que permita la evolución de la plataforma.

  • Soporte: En caso que el ecommerce tenga algún tipo de soporte directo con el fabricante, debemos conocer los canales de comunicación, la zona horaria en la cual laboran, los costos y el tiempo de respuesta.

  • Configuración: Existen plataformas que requieren de gran cantidad de parametrizaciones para iniciar la tienda, posiblemente por la gran cantidad de bondades que brindan, pero ¿En realidad mi tienda requiere de todas esas bondades? Es necesario que conozcamos los servicios que requiere el negocio para no cargar con funcionalidades excesivas que en vez de brindar una solución, generan entorpecimiento del negocio.

  • Integraciones externas: Es común que las tiendas online se integren con otros sistemas de información para sincronizar información de contenido, productos, stock o incluso con otros ecommerce, así que debemos analizar cómo se realizarán estas integraciones y así poder investigar las herramientas que brinda el ecommerce que tenemos visto.

  • Actualizaciones: Una vez terminada y estabilizada la tienda, damos un suspiro de victoria y generalmente sentimos la sensación del triunfo. Sin embargo, al pasar el tiempo vemos que la versión del ecommerce y sus componentes comienzan a desactualizarse. Esto ocurre cuando se usan ecommerce que no están en la nube. Como mencionamos anteriormente, en ciertas ocasiones es necesario personalizar el core de la plataforma y al momento de actualizarla llegan los inconvenientes. Aprovechando esta falencia, llegan las tiendas orientadas a la nube, alardeando de tener bajo control las actualizaciones y lo es, pero perdemos el gobierno de realizar procesos que quizás son necesarios para el negocio.

Es fácil dejarnos llevar por las opiniones de ciertas plataformas e inicialmente sentir que estamos en el bus indicado, sin embargo no existe un ecommerce mejor que otro, simplemente hay unos que se adaptan mejor a las necesidades de nuestro negocio.

Estrategias de Marketing

Te puede interesar

Otros artículos de Transformación digital

Suscríbete