¿Cómo evitar que la nueva actualización de Facebook afecte a tu marca?

Juan Pablo Calle
15 de enero de 2018
3 min. de lectura

Como sucede cada año, Facebook modificó su algoritmo para mejorar la experiencia de sus usuarios. Mark Zuckerberg, desde su propio perfil, anunció los cambios que se implementarán en el feed de noticias durante el 2018.

¿Cuáles son los cambios?

Hoy en día es probable que, mientras navegas en el feed de noticias de tu Facebook, encuentres mayoritariamente contenido creado por marcas, negocios y medios de comunicación, pero Facebook quiere un balance en la distribución de ese contenido.

Por eso, el nuevo cambio del algoritmo de Facebook les dará menos importancia a las publicaciones de las páginas y más relevacia a los posts de familiares, amigos y grupos. Es decir, que las marcas tendrán menos alcance orgánico.

Con estos cambios, tal vez el tiempo que los usuarios pasan en Facebook se reduzca, pero el uso de esta plataforma será más activo, pues, en lugar de ver o leer de forma pasiva, se espera que las interacciones y la participación de los usuarios en la red social aumenten.

¿Cuál es la razón de esas modificaciones?

El comunicado de Zuckerberg comienza con una frase que ayuda a entender los cambios de este año: “Uno de nuestros grandes intereses para el 2018 es asegurarnos de que el tiempo que todos pasamos en Facebook sea tiempo bien invertido”, dice en el anuncio.

Facebook quiere asegurarse de no ser una plataforma solo de entretenimiento, sino una red social que genere experiencias relevantes. En este sentido, leer un artículo o ver pasivamente un video no son momentos tan significativas como interactuar con personas cercanas. Por eso, ambos tipos de publicaciones no serán valorados de la misma forma.

Por detrás de este cambio también se encuentran dos razones más.

La primera es la necesidad de disminuir la influencia de Facebook en la distribución de las noticias a nivel mundial, lo cual evitaría las críticas que ha recibido por no controlar las noticias falsas que circulan en su plataforma.

En las elecciones presidenciales de 2016 en los Estados Unidos, por ejemplo, Facebook admitió que más de 126 millones de personas habían visto a través de sus páginas información falsa durante el periodo electoral, lo que tal vez haya influenciado a algunos votantes para elegir a Donald Trump. Sin duda, eso repercutió en la credibilidad de Facebook como medio distribuidor de información. Por ese motivo, restarle relevancia a contenido creado por páginas es una forma de quitarse responsabilidad en la difusión de  noticias falsas.

La segunda razón es por el exceso de contenido que circula en redes sociales, lo cual hace que la competencia por llegarles a los usuarios sea cada vez más difícil y que para las personas resulte más complicado comunicarse directamente entre ellas.

¿Entonces qué contenidos debe crear una marca para llegarles a los usuarios?

La respuesta parece obvia pero necesaria. Los contenidos que estarán mejor posicionados serán aquellos que generen conversaciones entre las personas. Es decir, cualquier contenido que no sea pasivo y que incite a los seguidores a participar.

Entre ese tipo de contenidos se encuentran los videos en vivo. En promedio, estos reciben seis veces más interacciones que videos convencionales. Además, son más fáciles de producir y menos costosos.

Con Facebook live, los usuarios pueden intercambiar comentarios y formular preguntas en tiempo real, lo que facilita el contacto entre el cliente y la marca.

Por otro lado, se encuentran las publicaciones en grupos. Como Facebook busca aumentar la interacción y promover la creación de comunidades, los grupos son una buena manera de comunicarse con los usuarios de una marca a través de contenido público.

Una buena forma de comenzar puede ser vinculando la página de Facebook a un grupo. A través de esta función se pueden realizar concursos, invitar a eventos, informar sobre actualizaciones de producto e incluso conocer los intereses del público al cual se dirige la página. Ese es un modo más directo de comunicarse con los usuarios, sin esperar que Facebook clasifique un contenido o sin pagar para hacerlo más visible.

En resumen, además de utilizar pauta, las marcas tendrán que familiarizarse con términos como interacciones, conversaciones y comunidades para poder llegarles a sus clientes a través de Facebook.

Ese debe ser el norte de cualquier estrategia de redes sociales en el 2018: programar menos publicaciones y preocuparse más por responder las preguntas y los comentarios de sus seguidores; interesarse menos por mantener un cronograma de contenidos y pensar más en nuevas formas de explorar los grupos y de crear comunidades.

Aunque no hay una respuesta definitiva de cómo salvarse de la nueva actualización de Facebook, sí hay una verdad segura: el contenido ya no será el rey, sino las conversaciones.

Te puede interesar

Otros artículos de Marketing y comunicaciones

Suscríbete