Conoce la importante labor de los testers en desarrollo web

Genifer Tatiana Moreno
17 de agosto de 2018
3 min. de lectura
Como hacer una presentación exitosa

En la era de la transformación digital, las empresas dedicadas al desarrollo de tecnologías como portales web, aplicaciones móviles y videojuegos, cada vez requieren de más velocidad en la evolución de soluciones y actualización constante.

Eso representa nuevos retos a la hora de certificar productos para ofrecer calidad a los consumidores de esas herramientas tecnológicas. Por ello, somos tan importante los testers, también conocidos como QA o analistas de Pruebas, quienes conformamos los equipos de Certificación en compañías dedicadas al desarrollo de tecnologías, donde analizamos estas plataformas antes de que salgan a producción o se actualicen.

Somos el llamado ‘filtro de calidad’, pues nuestro trabajo es darle el visto bueno a un desarrollo web, antes de hacerle un despliegue de versión o pasar a la producción, es decir, cuando estén listos para ser probados por los usuarios.

Este proceso de certificación se realiza teniendo en cuenta todos los criterios de aceptación establecidos por el cliente, los controles de cambio y otras mejoras trazadas en el portal, aplicación o cualquiera que sea el producto final.

De acuerdo a la necesidad del producto, realizamos diferentes tipos de pruebas, pero antes de iniciarlas, necesitamos definir una estrategia para evaluar cuántas personas se necesitan para desempeñar el rol de QA en el proyecto o es suficiente con una; cómo se manejará la información de las pruebas y definir cómo será el proceso para ejecutarlas.

Los QA también tenemos que ser partícipes de las reuniones de planeación que se hacen antes de empezar un desarrollo, esto para solucionar dudas y desempeñar nuestra capacidad de análisis para identificar errores o ambigüedades, y si es necesario, se debe hacer refinamiento a los criterios de aceptación del producto. Con eso es suficiente para tener un soporte de pruebas.

Filtrar errores 

Es primordial que el diseño de un caso de prueba o de un refinamiento sea tan completo que la ejecución de pruebas logre cubrir la mayoría de flujos o módulos del producto definido, filtrando la mayor cantidad de errores posibles, para así evitar que estos sean reportados por el cliente o sean encontrados en producción.

Los defectos encontrados en las pruebas, son llamados ‘bugs’ o ‘incidencias’ y deben ser reportados a las personas encargadas del desarrollo o programación, para que sean corregidos. Después de dar solución, hacemos una regresión, donde probamos nuevamente y garantizamos la corrección de todos los bugs.

Quienes nos especializamos en esta área, que parece compleja pero no lo es para los expertos, somos profesionales de Ingeniería Informática o Sistemas, que decidimos enfocarnos en este ámbito de testing.

El trabajo en equipo, la clave

La relación entre QA y desarrolladores a veces puede ser un poco tensa, ya que de algún modo los QA tenemos que hacerle seguimiento a su trabajo y a los bugs que tengan asignados para darles solución. Por todo esto, a veces somos reconocidos como ‘los malos del paseo’ o ‘la Fiscalía’, pero eso no significa que generemos un mal ambiente de trabajo.

Además, tenemos una ventaja que nos hace reconocidos, y es nuestra percepción, tenemos una manera diferente de ver las cosas, lo cual ayuda mucho al proyecto y a los mismos compañeros de desarrollo, porque hay detalles que ellos no notan con facilidad y nosotros  sí. Por ello, esta capacidad no solo la practicamos en el trabajo, también en nuestras vidas, siempre buscamos el grado de calidad en todo lo que nos rodea y hacemos.

En la época de la transformación digital, la figura de los testers es muy importante para las compañías de tecnología, sin ellos los errores detectados por el cliente o en producción pueden ser muchos y generar una mala experiencia de usuario. Esto representa un incremento de costos, lo cual se puede evitar encontrando esos errores en una etapa de desarrollo temprana.

De no tener un experto en este tema, también se incrementarían las regresiones entre el cliente y la empresa, porque habría que estar corrigiendo errores y generando versiones para entregar para ser validadas nuevamente, lo cual podría retrasar procesos en el proyecto.

Quieres saber más sobre la labor de los expertos, lee Todo lo que debes saber sobre certificación de software

En este punto hay que cumplir un principio importante del testing: “Declarar que una prueba no ha descubierto ningún error no es lo mismo que declarar que el producto está libre de errores”. Siempre se pueden presentar errores, lo importante es tener presente que la calidad de un producto no solo depende de los QA sino  también de todo el equipo de trabajo que participa en el proyecto. Recordemos que ‘la calidad no se negocia.  

Analista de certificación

Suscríbete