Blog Pragma

Blog

Diferencia entre un e-commerce y un marketplace

Deisy Villalba
30 de junio de 2020
3 min. de lectura
Diferencia entre un e-commerce y un marketplace

Las ventas online continúan creciendo y consolidándose frente al comercio tradicional, como una opción hábito entre los consumidores. Es por ello que cada vez más empresas, sin importar su tamaño, cuentan o están en el proceso de abrir una tienda virtual, que garantice la oferta de servicios y productos a una red más amplia de clientes.

Para ello, las compañías que desean tener un canal de ventas online tienen dos opciones: abrir su propio e-commerce o hacer parte de un marketplace.

Para ello es importante que las empresas conozcan el tipo de comercio electrónico que desean tener, evalúen las estrategias de marketing digital que van a implementar, cuenten con una base de datos sólida, y que sepan distinguir el modelo de negocio de las tiendas online y las tiendas físicas.

En este artículo te contamos las diferencias entre estos dos conceptos y las ventajas y desventajas que tiene cada uno:

E-commerce

Comencemos con el concepto de e-commerce, este se refiere a la venta, compra, distribución y suministro de algún producto, servicio o información a través de internet.

Generalmente, esto se hace a través de una tienda virtual donde una empresa vende sus propios servicios o productos. Para hacerlo la empresa debe comprar su propio dominio y contar con una estrategia de marketing que impulse el reconocimiento de la marca y fidelizar a los clientes, lo que va a requerir de una inversión inicial mayor.

Además, una empresa que decida contar con un comercio online debe tener en cuenta todo el proceso de compra de los usuarios, desde el momento de búsqueda, la investigación, la consideración, las plataformas de pago, la transacción de comprar, y todo el proceso de entrega y devolución en caso de que sea necesario.

En este caso, tener un e-commerce permitirá que la empresa personalice su página y realice el contenido de valor que atraiga a mayor cantidad de clientes. Además no tendrá una competencia directa en el sitio web y las ganancias totales serán para la compañía.

Marketplace

Por su parte, un marketplace se refiere a una plataforma donde conviven diferentes productos de diversas marcas. Es como un centro comercial o una almacén de gran cadena online. El ejemplo más claro de Marketplace es Amazon, un sitio donde las personas pueden encontrar diversos productos y tanto empresas y emprendedores están bajo las mismas condiciones de mercado.

Vender en marketplaces tendrá diversas ventajas, una de las más atractivas será la visibilidad de los productos gracias al buen posicionamiento con el que cuentan estos mercados digitales, lo que genera mayor confiabilidad entre los compradores para realizar las transacciones comerciales. Además, no requiere de una inversión inicial tan alta como en el e-commerce y permitirá realizar comercio electrónico B2B Y B2C.

Sin embargo, en este segundo caso la empresa no podrá personalizar la página, el marketplace se queda con una comisión por la compra, y habrá una competencia mayor ya que el catálogo de productos será más grande y la atención del usuario hacia un producto será más corta.

¿Cuál es la mejor opción?

En temas de comercio electrónico no hay una fórmula mágica que garantice el éxito de la venta online. Para esto lo primero y más importante es definir una estrategia acorde al modelo de negocio de cada empresa y su objetivo con sus canales digitales.

Ahora, si se trata de solo vender un producto y no se desea consolidar la marca en la compra online la mejor opción es el marketplace. Pero si se desea consolidar la marca y trabajar en la fidelización de clientes, el e-commerce es la mejor opción.

Además, estas dos opciones se pueden complementar sin ningún problema, por lo que una empresa podrá tener un e-commerce propio y al tiempo ofrecer sus productos en otra plataforma de mercado digital.

Finalmente es importante destacar que dentro del contexto de marketing lo más importante siempre será el cliente, y que todas las empresas, sin importar su tamaño, deben conocer muy bien sus necesidades y responder de la mejor manera a ellas para seguir consolidándose en el mercado de la compra online que sigue creciendo cada día.

Nueva llamada a la acción

Te puede interesar

Otros artículos de Marketing

Suscríbete

No Comments Yet

Let us know what you think