Para ver

Para escuchar

ir a Academia Pragma
Próximo evento

Próximo evento
Por Cristian Correa y Sebastián Henao - Mayo 30 de 2019

Conoce los trabajos de la era digital

Mauricio López y Luz Adriana Correa
19 de febrero de 2019
6 min. de lectura
h_profesiones_del_futuro

En la cuarta revolución industrial se habla de inteligencia artificial, robótica, machine learning y de automatización de procesos, máquinas que reemplazan a los humanos, lo que hace que trabajos operativos desaparezcan y que algunas profesiones se reinventen.

Con la transformación digital, los profesionales deberán adaptarse más a la innovación, ser parte de equipos de alto desempeño, saber moverse en negocios inteligentes y ágiles, manejar minería de datos, crear desarrollos cada vez en menor tiempo y priorizar al usuario.

Pragma hizo una lista de 11 nuevos trabajos, que tendrán más demanda en el futuro.

Gerente de innovación

El principal objetivo de las empresas de hoy está enfocado en obtener ganancias económicas en corto tiempo y mantener un posicionamiento sostenido y escalable a largo plazo. Sin embargo, el entorno de hoy las obliga a estar repensando su modelo de negocio y a estar a la vanguardia de las exigencias de los usuarios. vea la grabación del webinar: Transformación digital e innovación

Por esta razón, nace el rol del gerente de innovación, aquella persona que de manera constante está evaluando oportunidades bajo una mirada visionaria y estratégica, pero a su vez tiene la capacidad de hacer que las ideas cobren vida.

Este perfil se mueve en los departamentos de tecnologías de Información (TI) o de Marketing. Debe desarrollar habilidades adicionales de liderazgo como facilitación de talleres de creatividad, lectura de métricas y, sobre todo, tener la capacidad de hacer que las metas se cumplan.

Gerente de proyectos big data

Este rol es fundamental en la implementación de un proyecto alrededor del análisis de datos. Dentro de sus responsabilidades se encuentra el cumplimiento del proyecto desde lo técnico hasta la implementación y medición de los resultados obtenidos a partir de la ejecución de estrategias aplicadas a un objetivo.

Este perfil, aunque es muy administrativo, debe cumplir con niveles alto de conocimiento en tecnología (arquitectura y desarrollo), modelos matemáticos y estadísticos. Si bien, la ejecución e implementación técnica no son su fuerte, sí debe conocer cómo evaluar la viabilidad y alcance de los proyectos propuestos.

Otra de sus responsabilidades, es definir las fuentes de información que van a ser procesadas y analizadas, con el fin de obtener el mayor conocimiento posible de lo que se está estudiando. Ejemplos para marketing son: Información pública del DANE, métricas digitales de un portal web y bases de datos transaccionales de los clientes de una marca.

Estratega de modelos de negocio e información

Este profesional es el responsable de realizar la minería de datos con un enfoque analítico y dando resultados tempranos enfocados al conocimiento de la estrategia de la marca.

Es capaz de aplicar modelos matemáticos y estadísticos, proponer el mejor modelo, validar hipótesis estadísticas y proponer las acciones a implementar a partir de ese conocimientos numérico, pero aplicado al negocio.

Luego de la puesta en marcha de los resultados del análisis, propone los indicadores y KPI (indicadores clave de desempeño) que miden la efectividad del proyecto.

Aplica y es responsable de la estructura final de los datos, para que se puedan automatizar los consumos de información de manera que se garantice “el mayor provecho” a los datos extraídos, procesados y analizados.

Ingeniero de Big Data

Adicional a su formación como ingeniero de sistemas, es un experto en la extracción, procesamiento, unificación y carga de grandes volúmenes de datos. Cuenta con alto conocimiento en implementación de algoritmos de modelos estadísticos y matemáticos en diferentes plataformas tecnológicas.

Finalmente, los resultados de estos modelos llegan a ser automatizados y presentados de una forma útil para el negocio, pero fácil de interpretar para un usuario final.

Analista UX (user experience)

Es curioso, analítico y adaptable al cambio, analiza y sintetiza estructuras de información, las cuales se encargan de que la interacción entre las personas y los productos digitales sea óptima. Habitualmente esta habilidad es desarrollada por comunicadores, arquitectos de información o diseñadores gráficos.

Diseñador UI (user interface)

Es apasionado por el mundo gráfico, pero no solo se enfoca en cómo luce visualmente, sino también en cómo funciona, dónde está ubicado y si hay dificultad en la interacción de los usuarios, logrando que entiendan cómo funciona a primera vista.

Si quieres ver las vacantes que tiene Pragma sobre estas profesiones, ingresa a trabaja con nosotros

Growth Hacker

El profesional con este perfil tiene conocimientos de Lean Marketing, optimización y automatización de flujos , así como procesos, content Marketing, métricas, usabilidad (UX), sales hacking y programación.

Las personas con este rol prueban las estrategias digitales de forma rápida y analizan si funcionan, o no. Fundamentan su trabajo en principios de agilidad e innovación. Tienen un entendimiento muy profundo del usuario, del negocio, las tendencias y el entorno, desarrollando así grandes habilidades digitales. 

Un Growth Hacker tiene una visión 360º de las herramientas digitales para tomar decisiones objetivas frente a los procesos de iteración.  

Desarrollador Front-end

Es un desarrollador de software, que traduce el diseño de las páginas en código para construir la interfaz de los sitios. Es decir, se encarga de la codificación del soporte visual de una plataforma digital.

Es experto en traducir diseño gráfico en interfaces gráficas funcionales, que construye las características necesarias para que los usuarios finales puedan interactuar con una aplicación; tomando como base principal conceptos de tecnologías web, usabilidad y buenas prácticas de programación.

Este profesional además de saber de código HTML y CSS, tiene conocimientos en el lenguaje de programación Javascript; debe tener conocimientos de diseño de interfaces, experiencia de usuario y manejo de elementos visuales de un sitio web.

Desarrollador Back-end

Es desarrollador de software, aliado directo del desarrollador Front-end, cuyo énfasis consiste en velar por la construcción de unas bases sólidas de arquitectura, sobre las que estará soportada la información de una aplicación, teniendo en cuenta el desarrollo de características que no son tan visibles para los usuarios finales, pero que representan las reglas de funcionamiento de la misma.

Un Back-end se encarga de la programación de los diferentes componentes de un sitio, que un usuario final normalmente no ve (lógica de negocio, envío de formularios, bases de datos, entre otras). Su habilidades están más relacionadas con la lógica algorítmica, el uso de técnicas de manipulación de datos y el diseño de soluciones de arquitectura de la información.

Scrum Master

El principal factor que caracteriza a un Scrum Master es su habilidad social, dado que su principal tarea es hacer que las personas del equipo funcionen y sus relaciones estén en armonía y sincronizadas con el cumplimiento de objetivos del proyecto. Comúnmente tiene conocimientos y experiencia en coaching o psicología.

Un Scrum master generalmente tiene experiencia en ventas, diseño, gestión de procesos, desarrollo de software, y  conoce muy bien el negocio del producto o servicio que va a desarrollar su equipo y debe velar para que se cumplan los tiempos.

Las empresas buscan que un Scrum Master tenga conocimientos técnicos, aunque no es un requerimiento excluyente. Este profesional, también ejerce la labor evangelizar las metodologías ágiles dentro de la organización.

Agile Coach

Agile coach

El Agile coach es la persona que ha desarrollado diferentes habilidades entorno a la Facilitación, Training y Mentoring de personas y equipos. Un profesional alcanza este rol, normalmente con experiencia previa como Scrum Master o líder de equipo, no requiere tener una formación específica. Sin embargo, debe haber hecho un trabajo profundo en sí mismo y tener altos niveles de inteligencia emocional y social.

Entre sus habilidades y conocimientos está principalmente la capacidad para generar conciencia en los miembros de las organización en aspectos claves para el negocio como la transformación digital y la innovación.

Podríamos decir que su papel es trascendental no solo por ser agentes de cambio sino también por su capacidad de generar ecosistemas sostenibles y compatibles con los principios de agilidad.

Según el Observatorio para el Empleo en la Era Digital (España), ocho de cada diez jóvenes de entre 20 y 30 años encontrarán empleos relacionados con el entorno digital, pero muchos de esos puestos de trabajo aún no existen.

Para el Observatorio, las empresas se enfrentan a un cambio, una transformación, en la contratación de perfiles de profesionales en los nuevos jóvenes y las plataformas digitales tales como redes sociales y blogs personales, que se convirtieron en una herramienta para fichar talentos.  

De todas estas profesiones, las ciencias de datos tuvieron una transformación muy significativa, hace unos  10 años en Colombia. Aunque ya existían egresados de carreras poco conocidas enfocadas al análisis de datos, la aplicación y ejecución en las empresas era muy limitado por los altos costos en implementación tecnológica y almacenamiento de información.

Hoy, esas limitantes se  superó de manera significativa, lo que hizo que estos temas sean más abiertos y puedan atraer el interés de carreras como Economía, Estadística, Ingeniería de Sistemas, Ingeniería Industrial o Administración. 

Eso sí, siempre y cuando, el enfoque de su formación profesional vaya direccionado a ver los datos como un activo importante de las empresas, a entender el camino para convertir ese importante activo en estrategias y al final que las estrategias conviertan la meta del objetivo en realidad.

José Alcaraz, líder Front-end de Pragma, explica que las tecnologías de información y comunicación prometen un futuro lleno de retos, que van desde Internet de las cosas (IoT) hasta la inteligencia artificial, integrada en las aplicaciones web y móviles, que las personas usan todos los días.

“Es así como los desarrolladores de software en el futuro serán protagonistas de un entorno guiado por una nueva era tecnológica, en la que los sistemas evolucionados se integrarán mejor y naturalmente a la vida de las personas”, concluye José.

Los profesionales del futuro deberán integrar la tecnología con habilidades humanas, deberán tener la capacidad de resolver problemas, trabajar en equipo, con metodologías ágiles, tener inteligencia emocional, juicio y toma de decisiones.

Si quieres conocer herramientas que le ayudan a los profesionales de la era digital, descarga el ebook gratuito sobre metodologías ágiles. 

Nueva llamada a la acción



Te puede interesar

Otros artículos de Transformación digital

Suscríbete