Conoce los tres pilares básicos de Lean UX

Emerson Gutiérrez
3 de octubre de 2018
2 min. de lectura

En la época actual, nos enfrentamos a nuevos retos, gracias a la llegada de internet, una era donde las antiguas metodologías de diseño y de desarrollo de software comenzaron a quedarse cortas.

Esta velocidad en los cambios que introdujo la web, no sólo afectó el trabajo apoyado en código de programación, sino también los negocios basados en este, creando la necesidad de generar nuevas formas de abordar estos problemas.

Lean UX es una de las soluciones que nacieron para enfrentar las rápidas transformaciones que vive el mundo del desarrollo web.

Esta nueva metodología está enfocada a la implementación de técnicas y herramientas propias de la experiencia de usuario, bajo ambientes ágiles de desarrollo, especialmente con Scrum, aunque las ideas y conceptos de Lean UX se pueden extrapolar a cualquier otra metodología ágil.

La base de Lean UX es poder generar hipótesis que apunten a mejorar la experiencia de usuario, validarlas a través de experimentos rápidos con usuarios finales y obtener resultados medibles, siempre apelando al trabajo colaborativo entre todo el equipo de trabajo.

Para comenzar a entender esta metodología, primero se debe tener claridad sobre cuáles son sus pilares básicos: (Design Thinking, Metodologías ágiles de desarrollo, Método Lean Startup)

Foco de los tres pilares

Design Thinking: incentiva al trabajo colaborativo de todo el equipo, independiente del perfil de cada uno (diseñadores, analistas, ingenieros, clientes, usuarios, etc), garantizando una visión holística del problema y la solución a implementar, por medio de métodos propios del diseño para lograr resultados desde sus respectivas áreas. siempre pensando en el usuario.

Metodologías ágiles de desarrollo: enfocadas en ciclos cortos de trabajo que permitan la entrega de valor al cliente. Son lo contrario de las metodologías en cascada, famosas en los inicios del desarrollo de software.

Método Lean Startup: basado en el ciclo Crear-Medir-Aprender para disminuir el riesgo en nuevos proyectos, permitiendo que el negocio implemente y valide ideas de forma iterativa aprendiendo rápidamente lo que desea el usuario final.

Lean UX, un cambio de mentalidad

De forma teórica, Lean UX es una serie de principios y procesos enfocados al desarrollo de software, teniendo como base la efectividad, agilidad e iteración en la validación de hipótesis  para la creación de soluciones de acuerdo al feedback temprano de los usuarios finales.

De forma práctica, es mucho más que seguir una metodología. Lean UX es un cambio de mentalidad organizacional, en el negocio y en los equipos de trabajo. Para quienes lleven varios años trabajando UX en equipos ágiles, algunos de estos conceptos les parecerán familiares.

Lo importante no es hacer wireframes a tiempo para no retrasar los sprints, ni tener diseñado completo el flujo de una experiencia. Lo que realmente marca la diferencia es encontrar y diseñar soluciones validadas que aporten valor al negocio.

Lean UX nos invita no solo a renovar drásticamente nuestra forma de trabajo, sino también la forma de relacionarnos con nuestros equipos, los clientes y el usuario final, permitiendo ofrecer mejores resultados a través del trabajo conjunto, liderado por el diseñador UX.

En Pragma respiramos Lean UX en nuestro trabajo diario, reconociendo que el cambio de paradigma ha sido complicado, pero los beneficios que trae esta transformación en las metodologías ágiles de trabajo, valen absolutamente la pena.

Nuevo llamado a la acción

Suscríbete