Para ver

Para escuchar

ir a Academia Pragma
Próximo evento

Próximo evento
Por David Silva y Daniel Agudelo  -  Agosto 29 de 2019

¿Incluirías al Hombre Araña en tu equipo de trabajo?

Sara Munevar
16 de julio de 2019
3 min. de lectura
h_spiderman_equipo
Tras el estreno de la película estadounidense 'Spiderman: lejos de casa’, que sigue en cartelera, quise hacer un análisis del hombre araña y traerlo a la vida real, a un equipo de trabajo real, en el que estamos en nuestro día a día. 

Por ello, ante la pregunta ¿Incluirías al Hombre Araña en tu equipo de trabajo? Estoy segura de que la respuesta para la mayoría es un sí, incluso, para aquellos que no son seguidores de los superhéroes. 

Nadie dudaría en aceptarlo, porque todos sabemos que el Hombre Araña tiene poderes sobrehumanos: es capaz de adherirse a las paredes y escalar edificios como ningún otro; de segregar y lanzar redes similares a las telarañas que le permiten, entre otras cosas, recorrer grandes distancias de forma rápida. .

Sin embargo, dentro de los Avengers, aunque es un superhéroe, el Hombre Araña es un novato, es el nuevo del equipo, que más allá de los poderes que tiene, se caracteriza por sus ganas de estar en la acción, de aportar, de aprender y de demostrar de lo que es capaz.

Stark lo descubre y se vuelve su mentor, logrando finalmente que los Avengers, lo reconozcan, acojan, protejan y, sobre todo, lo potencialicen. Viéndolo desde ese punto de vista, se podría pensar que Tony le da una oportunidad al Hombre Araña. Yo pienso diferente.

Las características de un equipo de alto desempeño nos demuestran que la oportunidad es de todos como equipo, no solo gana a quién se le da la oportunidad, sino también el equipo porque incluir a alguien en un grupo, aunque le falte experiencia, es incluir nuevos conocimientos, habilidades, ideas y puntos de vistas.

Los Avengers no acogieron al Hombre Araña por pesar o por hacerle un favor, simplemente no se iban a negar la oportunidad de contar con los poderes que tenía, pues nadie más los tiene. Sabían que era un joven, que requería práctica para dominar sus poderes y que era un poco ingenuo. Por ello, le sería difícil acoplarse y entender la dinámica del equipo.

El reto de lo líderes es crear y mantener a su equipo de trabajo, para lo cual, deben entender que un equipo es una combinación de talentos que contribuyen para alcanzar los objetivos y todos, incluso los novatos, tienen habilidades, conocimientos y talentos, que al potencializarlos con la experiencia, pueden aportar mucho en un equipo. De esta manera y trabajando en equipo, se lograra un verdadero equipo de alto desempeño.

Los líderes enseñan y apoyan al equipo a afrontar cualquier error o reproceso que puede ocasionar un novato. Lo ven como una inversión, porque tienen la seguridad y la confianza de que una vez empiece a adquirir experiencia, se contará con un superhéroe como lo es cada uno de los miembros del equipo. Finalmente, en EndGame vemos el fruto de la mentoría de Iron Man que con el apoyo del equipo hacen al Hombre Araña mucho más potente.

Stark, con su personalidad característica, nos regala una lección de humildad, que en algunas ocasiones perdemos. Se nos olvida que nosotros también fuimos novatos, que en algún momento fuimos guiados por alguien y acogidos por un equipo que creyó en nosotros, que nos ayudó a aprender a dominar nuestros poderes y a ir descubriendo más poderes, hasta lograr lo que somos ahora. Es hora de devolver aquello tan valioso que otros nos dieron en su momento.

Aprendamos a reconocer que por más experiencia que tengamos, todos tenemos algo que aprender y todos  tienen algo nuevo que aportar, porque en medio de la zona de confort que nos genera la experiencia, dejamos de ver con los ojos de la ingenuidad, la cual nos puede dar puntos de vista demasiado interesantes. La experiencia es peligrosa, se tiende a juntar con nuestro ego y orgullo y nos vuelve ciegos.

Es cuestión de reconocer que siempre tendremos y seremos mentores en nuestro camino. Que cuando empezamos a adquirir mayor experiencia, no hay mejor experiencia que ser el mentor de alguien, aquel que guía a personas con talentos especiales a crecer rápidamente tanto personal como profesional.

Qué mejor aprendizaje que compartir aquello que has logrado y dejar legado y huellas en personas que están iniciando su carrera. Todo equipo requiere personas con y sin experiencia para ser versátiles, para salir de las zonas de confort, para entender que no somos eternos y no somos indispensables, incluso los Avengers, en EndGame, nos lo recordaron con algunos ejemplos.

Después de esta reflexión, replanteo la pregunta  ¿Te negarías la oportunidad de incluir al Hombre Araña en tu equipo de trabajo?

Guía para formar equipos de alto desempeño

Te puede interesar

Otros artículos de Transformación digital

Suscríbete