Inteligencia artificial, ideal para el comercio electrónico

Sebastián Rodríguez
1 de agosto de 2018
3 min. de lectura
Inteligencia artificial

La inteligencia artificial les ha permitido a las empresas entender las necesidades de los clientes, sugerir el producto perfecto a la persona correcta y agilizar el proceso de venta.

Precisamente, la inteligencia artificial es un conjunto de técnicas que nos sirven para analizar el entorno de forma automática. Estas técnicas brindan diferentes oportunidades para aprovechar en el comercio electrónico, una forma conveniente de compra y venta de productos y servicios, que tiene como característica la capacidad de captar gran variedad y volúmenes de datos.

Conozca las tres técnicas de inteligencia artificial de gran valor en distintas etapas y manifestaciones del comercio electrónico.

Entender a los clientes

Conocer a los clientes

Entender lo que cada cliente necesita es de vital importancia para saber cómo llegar a él, dado que tratar a los clientes de manera genérica disminuye la capacidad de retenerlos. Sin embargo, es muy difícil reconocer a cada cliente como un individuo si no se conocen las técnicas adecuadas, especialmente, cuando contamos con decenas de clientes o muchos más.

Es acá donde entran las técnicas de agrupamiento, que son algoritmos que automáticamente pueden identificar los grupos más representativos de una población. En el contexto de las ventas, las técnicas de agrupamiento pueden usarse para identificar distintos tipos de clientes de forma automática.

Esto, finalmente, se traduce en que podemos realizar campañas publicitarias y promociones personalizadas, de tal forma que cada acción que realizamos se dirige a un grupo específico de clientes potenciales con características comunes.

Puedes leer: la inteligencia artificial va más allá del desarrollo

Sugerir productos

Cualquier visita a plataformas de comercio electrónico como Amazon, eBay, Alibaba, entre otras, muestra en diferentes espacios una sección de productos recomendados de forma personalizada, es decir, contiene diferentes artículos para cada usuario, según sus intereses.

Este nivel de personalización se logra mediante el desarrollo de sistemas de recomendación, que se alimentan de características de distintos productos y usuarios, pero utilizan principalmente la información de las interacciones entre ambos. Estas pueden ser de varios tipos: la calificación que un usuario le da de forma explícita a un artículo y el tiempo que pasa viéndolo.

Con esta información es posible estimar la afinidad que los usuarios tienen con distintos productos, incluso, con aquellos que desconocen, lo que es un factor determinante para incrementar las ventas. De hecho, Amazon reconoce que sus sistemas de recomendación, y su integración en cada página de su plataforma, son un elemento indispensable para el aumento de sus ventas; así mismo, Netflix estima que este tipo de recomendaciones a sus espectadores tienen un impacto de más de mil millones al año.

Agilizar el proceso de venta

En muchas situaciones, es importante aclarar las dudas que los clientes puedan tener con distintos artículos; por ejemplo, un cliente puede dudar sobre los componentes de un producto en particular: sus tallas, sus colores, etc. Algunas plataformas de comercio electrónico disponen de un chat con el que pueden responder a todo tipo de dudas, quejas y reclamos, así como orientar al cliente en todo el proceso de compra.

Para conocer más la ciencia que comprende las necesidades de los clientes, sugiere el producto perfecto a la persona correcta y agiliza el proceso de venta, lee Inteligencia artificial en beneficio de las empresas

chat_bot

Hace unos años, este servicio solo podía ofrecerse a través de un call center, que necesitaba de muchos empleados, entrenados para responder a todas las necesidades y preguntas del cliente. Sin embargo, hoy es posible entrenar chatbots, herramientas tecnológicas que sirven para mantener conversaciones automatizadas con un lenguaje natural, es decir, las personas no notan que hablan con una máquina. Estos mejoran los tiempos de respuesta, la escalabilidad y rebajan los costos.

Los chatbots requieren un análisis automático del lenguaje, que identifica las intenciones de los diferentes clientes, y algunas palabras claves, para responder asertivamente a estos. El potencial de los chatbots ha llevado a la construcción de empresas especializadas en su desarrollo como asistentes de ventas, incluso en Colombia, ya se están desarrollando este tipo de empresas. Por ejemplo, Sails es una compañía dedicada a optimizar las ventas de diferentes marcas a través de inteligencia artificial en las redes sociales que funciona las 24 horas.

En definitiva, el desarrollo de la inteligencia artificial nos entrega varias posibilidades para potenciar las ventas a través del comercio electrónico, el cual es un entorno propicio para la explotación de estas técnicas dado la gran cantidad de datos que intervienen en todo el proceso de compra.

Actualmente, tenemos a nuestra disposición distintas técnicas que podemos hacer que las marcas se dirijan a sus clientes de manera personalizada y ágil, haciéndolas más efectivas y competitivas.

 

Suscríbete