La receta de los contenidos exitosos

Paula Gaviria
22 de enero de 2015
3 min. de lectura

Un buen contenido garantiza la fidelización de la audiencia, una audiencia que lee, republica, recomienda y sigue.

Muchas veces nos preguntamos cuál es la receta del éxito cuando de elaborar contenidos se trata. Sería poco modesto afirmar que en la agencia PRAGMA S.A. la encontramos, pero les puedo asegurar sin duda que en los 20 años que llevamos en el mercado, y con más de 300 artículos de contenido que generamos para nuestros diferentes clientes cada mes, entre boletines, publicaciones, redes sociales y portales, iteramos y probamos distintas fórmulas para conseguir los mejores resultados.


Hoy enumeraré algunos factores que hemos identificado para que los contenidos tengan valor y sean mejor recibidos por la audiencia objetiva.

1. Los contenidos deben ser cortos, estructurados, concretos. Ya nadie tiene largos periodos de tiempo para dedicarle a la lectura, es por esto que los textos deben ser cortos y simples. La ubicación es parte esencial para determinar la longitud de los artículos, por lo tanto, medios como redes sociales no soportan contenidos de amplia extensión. En conclusión, menos es más.


2. Los contenidos que tienen estructuras de historias sin duda funcionan mejor. Deben plantear un comienzo, un clímax y una conclusión, o, como nos decían en el colegio, un inicio, un nudo y un desenlace. Suena muy simple, pero indudablemente "lo obvio enceguece"; no está de más ponerlo en evidencia. Estas estructuras son reconocidas por nuestras mentes y, como seres humanos, despiertan la curiosidad de llegar al final y saber qué ocurrió.


3. Los contenidos deben resaltar aspectos no tan obvios para el usuario. Hay que buscar que el lector sienta que al leer el artículo aprendió algo de valor, así, no solo lo leerá él, sino que lo recomendará a sus amigos. Es allí cuando comenzamos a hablar de "Word of mouth" o el poder del llamado "buzz" (voz a voz).


4. Los contenidos deben ser a la medida del público y en su lenguaje. No es lo mismo escribir para ejecutivos acerca de temas financieros que para “teens” o “young adults”. Cada generación tiene sus modismos, su forma de comunicarse y su vocabulario propio. Por eso, es importante tener esto presente al momento de escribir para ellos. Conserve un tono cálido, cercano y acorde con el público al cual se dirige. Es más, si es posible que quien redacte los textos tenga mucho del público al que le escribe, aún mejor. La empatía es básica en este proceso de generación de contenidos; tenerla con el público es un tesoro preciado que garantiza la afinidad.


5. Los contenidos deben dar un valor agregado y proponer ideas de implementación; la sola teoría hace rato pasó de moda. Por eso, es importante que dentro de los contenidos que se elaboren se ceda la batuta al usuario, se le dé la oportunidad de poner en práctica nuestros consejos y nuestras recomendaciones a fin de que los lleve a cabo justo después de que nos lea. Recomendamos cerrar con un reto, un "To do", ya que eso siempre alienta a los lectores a que, una vez finalicen el artículo, den el primer paso y apliquen lo aprendido.


Nuestro reto para ustedes es el siguiente:


Si escribir es lo suyo, si tiene un blog, una agencia, un medio o si lo hace por gusto o por placer, aproveche este mismo instante y liste los temas con los cuales quiere comenzar. Hacer listas de temas por abordar es el primer paso para que los artículos se lleven a la acción. Evalúe si es la persona que debe escribir sobre los temas o si tiene en su equipo a alguien con un perfil que tenga más empatía con el público al que se dirige el contenido o que sea afín a la temática que se tratará. Antes de comenzar a escribirlo, elija un comienzo, un nudo y un desenlace para la historia que contará en el artículo; eso facilitará el proceso. Asegúrese de hablar el lenguaje de su consumidor, aquel al que va dirigida la publicación, o de encontrar a alguien en su empresa que lo hable. Ponga algo de valor: algún dato curioso o algo que incluso no sabía usted cuando comenzó a escribir. Busque un insight que produzca un "aja moment", de modo que el lector sienta que obtuvo algo extra después de leer el contenido. Incluya ideas de implementación de la temática tratada con el fin de permitirle a su lector que lleve a la práctica las recomendaciones que usted le da. Deje un reto enunciado para sus lectores al finalizar, así, cerrará con broche de oro.


Cumpliendo con estas condiciones, sin duda auguramos lecturas, republicaciones y mejor tráfico para sus sitios. Un buen contenido es el comienzo de relaciones comerciales, seguidores, recomendaciones adicionales y fidelización de los usuarios.


Te puede interesar

Otros artículos de Contenido

Suscríbete