Los 10 principios de UX que inspiran a los QA para realizar pruebas

Genifer Tatiana Moreno
18 de abril de 2019
4 min. de lectura
h_principios_ux_que_inpiran_QA

Al comenzar el desarrollo de un nuevo producto, ya sea una aplicación o un portal web, estamos entrando en un proceso de validación continua del mismo, en el que realizamos diferentes pruebas a cada paso que damos para desarrollar la tecnología correcta, que funcione y sea útil para los usuarios finales. 

El equipo de Experiencia de Usuario o UX tiene sus propios tipos de pruebas para validar puntos como entendimiento, usabilidad y funcionalidad.  También, los testers o los analistas de Certificación de Calidad (QA's) podemos apoyar su labor desde la validación final.

Los 10 principios de Jakob Nielsen

Para diseñar la aplicación o el portal web, los equipos de UX hacen uso de los Principios de Usabilidad de Jakob Nielsen. Estos mismo principios los tenemos en cuenta los analistas de Certificación a la hora de realizar pruebas, con las cuales identificamos errores para validar con UX y así realizar mejoras. 

Al evaluar estos principios, los tester debemos tener claro a quién está dirigido el producto, es decir, quienes son las personas que lo usarán y ponernos en sus zapatos, pensar como usuarios finales. Para saber más, lee La experiencia de usuario es más que arquitectura de información

1. Visibilidad del estado del sistema

La web o aplicación debe mostrarle al usuario, en todo momento, qué está pasando y en qué punto de la navegación se encuentra.

Los analistas de certificación podemos validar que existan diálogos con el usuario, que le digan cuál es el estado actual del sistema, mostrarle cómo se han interpretado sus acciones, diferenciar la opción del menú donde se encuentra posicionado el usuario y mantenerlo siempre informado. 

2. Relación entre el sistema y el mundo real

El sistema debe hablar el mismo lenguaje del los usuarios. Cuando los analistas de certificación realicemos pruebas a los productos, debemos estar en la posición del usuario final, así podemos validar que el sistema utilice el lenguaje apropiado para dicho usuario, teniendo en cuenta también elementos como las imágenes y los conceptos utilizados. 

3. Libertad y control por el usuario

Los usuarios deben volver fácilmente a un estado anterior. Es conveniente dar las opciones de “deshacer” y “rehacer”. 

Los analistas de Certificación, como usuarios que somos, también podemos cometer errores, más si estamos realizando pruebas funcionales manuales, aquí es donde podemos validar que opciones de deshacer esos errores tenemos en el producto, un ejemplo de este principio es la opción de deshacer un correo archivado en la App de Gmail.

tester_ux

4. Consistencia y estándares

Es conveniente seguir y repetir algunos patrones para no confundir a los usuarios. En este punto, podemos testear que el producto mantenga un equilibrio óptimo entre sus elementos del producto y que se respeten los estándares preestablecidos en cuanto a texto, botones, navegación, etc.

Por ejemplo, no es correcto que el texto de un botón en una sección sea ‘Aceptar’ en otra ‘Aceptá’ y en otra ‘¿Aceptas?, todos deben tener un estándar de diseño definido y aplicado.  Si quieres saber más sobre UX, lee Todo lo que debes saber sobre ux, usabilidad y arquitectura de información

Además, el sistema debe seguir unas convenciones establecidas para que el usuario no tenga que interpretar o adivinar nada.

5. Prevención de errores

Es mejor prevenir los errores que generar mensajes una vez se produzcan. Al probar un producto, siempre debemos validar que se ofrezcan opciones y funcionalidades que ayuden a disminuir los errores cometidos por los usuarios.

En este caso, por ejemplo, podemos validar el uso de los modales de confirmación los cuales brindan una segunda oportunidad al usuario de validar sus acciones y no cometer un error, también podemos verificar la validación de formularios en tiempo real. Lee: Las 5 claves para mejorar la experiencia de usuario en tu sitio web

6. Reconocer mejor que recordar

Hay que intentar en la medida de lo posible mostrar objetos, acciones y opciones para minimizar el uso de memoria del usuario.

Para garantizar el cumplimiento de este principio, debemos tener en cuenta que el producto que estamos probando debe tener unas instrucciones claras para el usuario, que estén a la vista con pasos claros y lógicos para el.

En este punto podemos hacer uso de opciones y objetos que minimicen el uso de la memoria del usuario, como por ejemplo, un autocompletar de las búsquedas o un historial de productos que hayamos visitado recientemente.

7. Flexibilidad y eficiencia de uso

Tenemos que tener un producto preparado para todo tipo de usuario, desde los más novatos hasta los más experimentados. Es importante personalizar las acciones frecuentes, a veces hay que crear aceleradores o atajos para mejorar la usabilidad para los usuarios más expertos.

A la hora de realizar pruebas, los analistas de Certificación debemos estar en la capacidad de adoptar diferentes posiciones, es decir, debemos pensar como los diferentes tipos de usuarios que utilizarán el producto, ser críticos y hacernos preguntas que ayuden a verificar una buena navegación y buen entendimiento del producto por parte de los usuarios novatos y expertos.

8. Estética y diseño minimalista

Intentar simplificar y eliminar el contenido irrelevante para que el usuario sólo se fije en lo realmente importante. Al momento de realizar pruebas al producto, debemos identificar y tener claro qué elementos son realmente importantes y cuáles no. Lee: Usabilidad y experiencia de usuario.

tester_QA_ux

Los analistas debemos validar la funcionalidad o el objetivismo de todos los elementos, así como tener la capacidad de alzar la mano a nuestro equipo y decir qué cosas se podrían eliminar porque no nos están aportando nada o simplemente son un contenido irrelevante.

Con esto no se recargará la interfaz a nivel de contenido visual. Un claro ejemplo de un diseño minimalista es el campo de búsqueda de Google.

9. Ayudar a los usuarios a reconocer, diagnosticar y solucionar los errores

Los mensajes de error deben expresar claramente cuál ha sido la causa del problema

Cuando estamos probando una funcionalidad, como por ejemplo un formulario, se nos hace fácil verificar que los mensajes de validación sean comunicados correctamente, en un lugar adecuado y siendo amigables y explicativos, para que el usuario los pueda corregir en el momento apropiado.

10. Ayuda y documentación

En algunos casos puede ser necesario que el usuario necesite ayuda. Es necesario que ésta sea fácil de encontrar, útil, y si puede ser no demasiado extensa

Podemos testear que desde el área de UX se haya definido un tipo de ayuda para el usuario, estos pueden ser por ejemplo, Tooltips, una sección de FAQ, tutoriales, etc.

Nueva llamada a la acción

Suscríbete