Móvil no se comió la torta, antes trajo más para la fiesta

José Miguel Ceballos
20 de enero de 2017
2 min. de lectura

Cuando los celulares entraron en la cotidianidad de las personas, no fueron considerados como una amenaza para los computadores.

Cada cual tenía su función muy clara: el primero era un medio de comunicación que permitía hablar y escribir; el segundo incluía infinidad de cosas, entre ellas navegar en internet.

Con la llegada de los smartphones las reglas del juego cambiaron. Ahora los celulares son multitarea, y navegar en internet dejó de ser exclusivo de un computador.

Además, existe un componente extra, se puede entrar a la web desde cualquier lugar, tan solo se necesita sacar el celular del bolsillo y comenzar. Una gran ventaja frente a los ordenadores.

A su vez, la masificación de planes con datos o las recargas económicas para navegar posibilitaron que los smartphones se convirtieran en el medio ideal para visitar la www.

En ese momento se pensó que las personas disminuirían el consumo de internet desde su escritorio y migrarían a mobile, de esta manera los celulares se adueñarían de la torta. Sin embargo, según el informe de comScore publicado en 2016 sobre tendencias digitales en Latinoamérica, esto no es así.

Los smartphones no eran egoístas y, por el contrario, traían más torta. ¿Cómo así? Creció el tiempo que las personas pasaban navegando, es decir, si antes pasaban 2 horas desde su computador, ahora son 5 entre su computador y su celular, osea, ¡hay pastel para todos!

Y, aunque no es tan desbordante como en móvil, que ha alcanzado en la región un promedio de crecimiento de más del 200%, la navegación desde desktop ha crecido en países como México y se ha mantenido estable en otros como Brasil, ambos, potencias del mundo digital en Latinoamérica.

Porque resulta que la torta no se iba a repartir, sino que iba a crecer, gracias a que ya nos podríamos conectar en cualquier lugar y en cualquier momento.

Por ejemplo, según el informe de comScore, los latinos tienden a dividir el tiempo que pasan en dispositivos de la siguiente manera: en las tardes lo hacen desde sus computadores, y en las mañanas y noches desde el celular, siendo estos últimos los momentos que le han añadido tiempo al consumo de internet, ya que son partes del día en las que estamos en movimiento o preferimos no realizar esfuerzos, tan solo usar una mano para navegar.

Así que no te atormentes por pensar si móvil o escritorio, si mi usuario me consume más del uno o del otro.

Simplemente tienes que aceptar que desde ambos debes desplegar el mejor contenido para lograr que la torta siga creciendo y que sea cada vez mayor el tiempo que las personas pasen conectadas a internet consumiendo información.

Suscríbete