5 razones para hacer UX

Paula Gaviria
18 de febrero de 2015
3 min. de lectura

El UX es un término técnico dentro de la publicidad. Sin embargo, muchos de los que trabajamos en proyectos de desarrollo que involucran temas de usabilidad lo tenemos presente a diario. Podríamos decir que el UX ha permanecido en el entorno ingenieril tanto tiempo que, a pesar de que sepamos de lo que se trata y reconozcamos su importancia en nuestros términos de industria convencionales, no lo asociamos con su nombre: “User Experience”. 

< Conoce aquí todo lo que debes saber sobre UX >

El UX es uno de los “nuevos” campos que se han hecho muy populares en los últimos años. Digo nuevos entre comillas porque no es nuevo. El diseño de experiencias de usuario se ha desarrollado desde que el hombre ha creado cosas, ya sea que deban ser utilizadas por él mismo o por otros hombres. En la actualidad, se trata de generar interacciones de la manera más sencilla e intuitiva posible entre los usuarios y los activos digitales.

El UX nació en digital desde que la arquitectura de software lo hizo y, desde entonces, se ha consolidado como una herramienta de gran importancia en el diseño de portales, aplicaciones, micrositios y, en general, de los desarrollos digitales. Así que tiene aplicación en todo, hasta en nuestra vida diaria.

El UX estudia la composición y la ubicación de los elementos de un activo digital, por medio de diferentes técnicas que permiten generar hipótesis contrastadas con propósitos de negocio, de comunicación, de hábitos con respecto a los clientes; en este orden de ideas, un diseño de un portal no depende de los diseñadores ni de los creativos ni mucho menos de los estrategas: depende del propósito del portal en sí y del diseño y la experiencia de uso de los consumidores que habitualmente ingresan en él. 

Ahora bien, el objetivo de esta nota es listar 5 razones para hacer UX en cualquier proyecto que involucre diseño o alguna creación de un activo digital.

  1. El UX lo acercará a su meta: sin duda, el diseño de un activo digital basado en UX será mucho más asertivo que un simple diseño gráfico creado de acuerdo con su preferencia o la de su agencia. 
  2. El UX pondrá encima de la mesa los propósitos del activo digital y se asegurará de que estén presentes los elementos que los garantizan: nada quedará por fuera. Cada elemento contribuye a que se cumpla el objetivo y, adicionalmente, es objeto de investigación para validar las hipótesis generadas con el diseño y corroborarlas o corregirlas en la marcha. Aquí no valen los temas de opiniones externas ni de preferencias puntuales de personas involucradas en el proyecto. Podríamos decir que elimina lo subjetivo y pone en perspectiva tanto el propósito como los elementos. 
  3. El UX lo salva de continuos rediseños: el UX es iterativo (es decir, que se lleva a cabo con continuidad y es el resultado del contraste entre las pruebas realizadas y los hábitos de los usuarios que navegan el sitio, el micrositio o el activo digital). Así, permite desarrollar BETAS permanentes que aseguran ajustes constantes y no grandes proyectos de rediseños, que usualmente son muy costosos y largos. Con UX iterativo, se puede decir adiós a esta práctica y enfocarse en aquella, que es mucho más eficaz. 
  4. El UX le permite cambiar a la velocidad que lo hacen sus clientes: la constante es el cambio, por eso, el diseño web, o “mobile”, debe ser cambiante y asociado directamente con los hábitos y los cambios que tiene el consumidor actual. Es por eso que esta filosofía les garantizará visibilidad a su negocio, su empresa o su portal, al tiempo que le permite hacer ajustes para estar vigente de acuerdo con las necesidades digitales de sus usuarios. 
  5. El UX es poco complejo y sus beneficios son inmediatos: no requiere de grandes inversiones. Además, es una metodología usada desde hace tiempo y asegura el seguimiento, la comprensión y la conversión de los objetivos. 

Cuando se trate de ahorrar en costos, no lo haga en el UX, pues este le garantizará mejores resultados afines a su propósito de negocio y su comunicación, con base en las necesidades de sus consumidores. La pregunta ahora es la siguiente: ¿usted está haciendo UX?

Nuevo llamado a la acción

 

Suscríbete