Pragma: retos y aprendizajes del Trabajo Distribuido

Deisy Villalba
11 de noviembre de 2020
5 min. de lectura
Pragma: retos y aprendizajes del Trabajo Distribuido

En Pragma tenemos un propósito común: mejorar la vida de la gente transformando empresas, es por ello que ante nuestra nueva realidad y la aplicación del distanciamiento físico como medida de prevención frente al contagio del Covid-19, hemos adoptado el trabajo distribuido como una forma de sostener ese objetivo, mejorar la productividad y garantizar la colaboración efectiva de todos nuestros equipos.

Este año representó un gran reto para todas las organizaciones, quienes tuvieron que cambiar sus operaciones de la presencialidad a la virtualidad de manera inesperada.

Estos cambios trajeron grandes retos no solo en materia de infraestructura sino en la conectividad y el relacionamiento de las organizaciones con sus empleados, lo que ha representado grandes aprendizajes para las empresas que se atrevieron a ir un poco más allá y vieron valor en la construcción de sus equipos.

Retos del trabajo virtual

Un cambio tan abrupto como el pasar de tener una operatividad presencial a una virtual en pocas semanas no es fácil de asumir. En esta transición hay muchos retos que deben ser puestos sobre la mesa:

  • Infraestructura: al interior de las empresas se cuenta con las estructuras físicas y digitales necesarias para el funcionamiento y labor de todos los empleados. Sin embargo, al pasar a la virtualidad dicha infraestructura debe ser movida a los hogares de los empleados.
  • Conectividad: ¿Cómo poder garantizar que nuestros equipos estén conectados a tiempo y bajo los estándares de agilidad que se requiere para no afectar el funcionamiento de la empresa?
  • Aislamiento: Muchos empleados pueden desprenderse de los objetivos comunes de las empresas, y no sentirse parte de un equipo.

¿Por qué el trabajo distribuido?

Para hacer frente a los retos de la virtualidad, en Pragma adoptamos el trabajo distribuido como la nueva forma de entender nuestra nueva realidad laboral, distinguiéndose del teletrabajo y del trabajo remoto, por dar mayor importancia a la construcción de una cultura común que logre conectar a cada uno de nuestros pragmáticos bajo el mismo objetivo y una meta de resultados grandiosos.

Para Pragma fue muy importante que todos sus empleados y clientes contarán con la seguridad de que se iba a realizar una transición fluida sin afectar el desarrollo de los proyectos que se encontraban en marcha, y a la vez que íbamos a poder responder a las nuevas necesidades de un mercado que debía ser más digital.

El trabajo distribuido nos ha permitido afianzar el crecimiento y funcionamiento de nuestros equipos sin que importe su ubicación geográfica, brindando grandes beneficios de flexibilidad, comunicación y acceso a formación y conocimiento.

A través de esta modalidad de trabajo hemos construido una serie de acciones que ayudan a fortalecer las dinámicas de la relación virtual entre la empresa y nuestros pragmáticos. Brindando diferentes beneficios para la salud, bienestar y crecimiento profesional y personal de quienes se lanzan a ser pilotos de su destino y marcar el ritmo de su carrera.

3 beneficios del trabajo distribuido en Pragma

Beneficios del trabajo distribuido en Pragma

Apuesta por el conocimiento

Uno de nuestros pilares es la asimetría del conocimiento, una apuesta por saber más para resolver mejor los retos que nos presenta el mercado actual.

Como pragmáticos reconocemos la importancia de tener una formación continua en áreas de interés que ayuden a impulsar la innovación y la creación de nuevas soluciones, es por ello que contamos con diferentes beneficios para impulsar nuestro conocimiento y obtener resultados grandiosos:

  • Academia Pragma: un espacio donde los pragmáticos podemos compartir nuestros conocimientos en diferentes formatos como artículos, tutoriales, videos, podcats, webinar y charlas. Todas orientadas a los temas más importantes en cuanto a la Transformación Digital.
  • PragmaLab: como pragmáticos podemos acceder a diversos cursos y libros sobre los temas que más nos interesan y Pragma nos brinda un apoyo financiero para hacerlos.
  • Comunidades de Práctica: son espacios de cocreación, aprendizaje e innovación sobre un tema en común, que ayuda a fortalecer nuestra capacidad de respuesta frente a diversos retos.
  • Pragma universe: son rutas de aprendizaje en todas nuestras capacidades (ingeniería, marketing, agilismo, ux) con material que ayudará a perfilar a los pragmáticos bajo diversas líneas en el mundo del software.

Liderazgo que marca la diferencia

Porque sabemos de la importancia de tener líderes que fortalezcan a los equipos y los guíen hacia resultados grandiosos hemos creado un espacio donde cualquier pragmático puede recibir formación en temas de liderazgo y trabajo en equipo. De esta manera cada pragmático marca el ritmo de su carrera, contando con oportunidades de crecimiento dentro de la organización.

Igualmente nos gusta propiciar los espacios para que cada miembro de un equipo se sienta con la libertad y la confianza de compartir sus ideas y pensamientos. Sabemos que solos vamos más rápido, pero bien acompañados llegamos mucho más lejos.

Garantizar la conectividad

Nos interesa tener equipos conectados sin importar su ubicación, es por ello que cada pragmático cuenta con un auxilio de conectividad para asegurar que su trabajo y su participación en reuniones y actividades se dé de manera segura y ágil.

Además trabajamos con diferentes herramientas digitales que nos ayudan a ser más productivos y a gestionar las cargas entre todos los miembros de los equipos, para así cumplir con los objetivos.

Cabe resaltar que nuestra metodología de trabajo se basa en el agilismo, una serie de prácticas que nos ayudan a siempre entregar valor en cada producto que desarrollamos, y hace que nuestros equipos se comuniquen mejor y sean más eficientes.

Estas acciones han contribuido a que nuestra empresa continúe creciendo y aportando a la economía del país, ya que en lo que va de 2020, han sido contratados 150 nuevos pragmáticos. Una apuesta porque la Transformación Digital de las empresas no pare y se logren grandes e innovadores desarrollos.

Aprendizajes de la virtualidad

post-anfres

Este tiempo desde casa nos ha enseñado que si todos tenemos un propósito compartido podemos llegar más lejos y obtener resultados grandiosos.

En la actualidad contamos con más de 500 pragmáticos trabajando de manera distribuida, equipos de alto desempeño que nos hacen más productivos y competitivos en el sector. Pilotos de su propio destino que aman los grandes retos y que les gusta sentirse parte de algo grande.

De esta manera hemos logrado el desarrollo en corto tiempo de soluciones innovadoras para clientes como Comfama, Grupo Familia, Bancolombia y Nequi, lo que les ha permitido responder de manera eficiente a las nuevas necesidades de los clientes finales, que han cambiado radicalmente a raíz de la pandemia.

Además, hemos fortalecido nuestras operaciones en Guatemala, Panamá y Costa Rica, siendo una de las empresas más innovadoras del sector y con mayor proyección para los próximos años.

Esto ha sido resultado de contar con la gente correcta que con sus capacidades creativas, de comunicación y adaptabilidad nos impulsa a conocer, interpretar e innovar en nuestros servicios y productos.

El trabajo distribuido nos ha permitido fortalecer nuestras relaciones internas y con nuestros clientes, abriendo alianzas importantes con partners como AWS y Daon, en temas de nube y autenticación digital respectivamente; y proyectándonos como referentes en el desarrollo de modelos de negocio en comercio electrónico.

Si bien el 2020 llegó lleno de retos para las organizaciones, Pragma ha sido una de las empresas que ha entendido muy bien las nuevas dinámicas del trabajo y del mercado digital, logrando, con el mejor talento, poder mejorar la vida de las personas transformando empresas.

Nueva llamada a la acción

Te puede interesar

Otros artículos de Pilotos de su destino

Suscríbete

No Comments Yet

Let us know what you think