La importancia de un buen líder en la gestión del cambio

Valeria Moreno Zapata
16 de abril de 2019
2 min. de lectura
h_la_importancia_de_un_buen_lider_en_la_gestion_del_cambio

Uno de los retos para un equipo de trabajo es adaptarse al cambio porque toma riesgos al salirse del marco tradicional y agrega poco a poco nuevas herramientas con las que no tiene mucha experiencia, tratando de mejorar la forma de desarrollar los proyectos que están en marcha.

Esta adaptación causa, muchas veces, resistencia al cambio por parte de algunos integrantes de los equipos, quienes deben ser guiados por un líder que les explique las necesidades, los beneficios y la pasión para lograr un buen rendimiento a futuro con el fin de obtener resultados grandiosos.

A la hora de emprender el camino de la transformación digital, la clave es empezar por el talento y la cultura, no únicamente por la tecnología porque el cambio no solo requiere de inversión sino también de liderazgo empresarial y cultura organizacional.  

La gestión del cambio puede ayudar significativamente a implementar soluciones que van ligadas al éxito, cuando las personas involucradas en los procesos que se llevan a cabo, están desde el inicio hasta la implementación total, lo que se logra con un objetivo claro y buena comunicación entre los miembros del equipo.  Lee: ¿Qué hacen las empresas que buscan una innovación ágil?

Juan Ferrer, autor del libro Gestión del cambio, explica que muchas veces el cambio trae interrogantes que un buen facilitador aclara desde la forma que propone para trabajar y las horas que emplea con su equipo para aprender lo que viene en el camino.

El autor detalla que hay varios mecanismos para superar las dificultades: formación, acompañamiento, participación y negociación. La formación se utiliza cuando aparece el primer obstáculo, es la obsolescencia y se debe invertir más tiempo en capacitaciones para que los equipos estén trabajando con tecnologías actuales.

El acompañamiento se da para planificar el seguimiento ante las posibles dificultades que pueden surgir en el desarrollo de los proyectos; la participación, cuando todas las personas se sienten parte del equipo, proponiendo nuevas soluciones; mientras que la negociación es la búsqueda de una colaboración por parte de todos los integrantes del proceso.

Si hay calidad en la formación, el acompañamiento, la participación y la negociación hay un equipo eficiente que responda a los cambios, entregue soluciones en tiempos cortos e identifique qué necesita el usuario. Por ello, es tan importante que haya un facilitador.

Las nuevas formas de liderazgo vienen impactando a las compañías, por las diferentes estrategias que se llevan a cabo en la implementación de la transformación digital que incluye no sólo tecnología sino también cultura y capital humano.

lider_de_equipo

La transformación digital viene con una nueva forma de pensar, trabajar y tener una buena comunicación para un rendimiento óptimo y efectivo en los equipos de trabajo con la finalidad de adaptar estrategias en el buen manejo de los tiempos, procesos y prácticas que van ligadas al uso de las metodologías ágiles para que se vea reflejado el valor de los proyectos con mejoras continuas.

Es de allí donde los equipos tienden a ser autoorganizados y autoresponsables porque entre ellos planifican y se asignan tareas para cumplir con los procesos, de la mano de un líder que los guía para cumplir un objetivo, ayudándoles a remover obstáculos para entregar valor.

En definitiva, la adaptabilidad suele ser la principal causa para que los líderes efectúen cambios, puesto que todo el tiempo deben estar dispuestos a afrontar nuevos retos en los frentes que necesitan mejorar, entendiendo la necesidad, encontrando el beneficio y proponiendo una manera de enfrentar esos cambios para lograr equipos de alto desempeño.

Conoce las claves para tener una transformación digital ágil

Te puede interesar

Otros artículos de Transformación digital

Suscríbete